IFS Food versión 7

Noticia

La nueva versión 7 de IFS Food de seguridad alimentaria

Oct. 27 2020

El 6 de octubre, tras casi dos años de espera, se publicó la versión 7 de IFS Food. La nueva norma se alinea con los requisitos de evaluación comparativa de GFSI 2020.1, FSMA y los reglamentos de la Unión Europea (UE).

Los principales cambios se centran en el proceso de certificación, así como en una reducción en el número de requisitos a evaluar. A partir de ahora, se enfatizará más la evaluación en planta y menos la documentación.

"Punto de atención"

Una de las principales novedades es el cambio en el sistema de puntuación. IFS apuesta por la mejora continua, incorporando por primera vez el "punto de atención". En concreto, se trata de un resultado que ahora es evaluado como "B" (15 puntos) y que las empresas deben cuidar especialmente, para evitar una posible desviación o no conformidad en el futuro.

Dicho punto no requiere correcciones, ni acciones correctivas. Con este cambio, las desviaciones que no tengan un impacto en la seguridad alimentaria serán evaluadas como "C" (5 puntos) o "D" (-20 puntos), en función de si el requisito ha sido implantado o no. Asimismo, se acepta una puntuación "C" frente a un requisito KO, denominado así por las siglas de "knock out".

Con la nueva versión, las empresas deberán incluir en el plan de acción, no solo las acciones correctivas, sino además las correcciones realizadas y evidencias de implementación de las mismas. El plazo de entrega se extiende a cuatro semanas tras la recepción del informe y plan de acción provisionales. También introduce la obligatoriedad de realizar la evaluación de forma no anunciada cada tres años.

Certificación: requisitos y plazos

IFS Food versión 7 dispone de  un 15% menos de requisitos. Sus modificaciones aportan mayor claridad en relación a lo que la norma espera. Los procesos parcialmente subcontratados se incorporan al capítulo de "Compras", quedando fuera del alcance los que se hayan subcontratado en su totalidad.

Por otra parte, se introduce la cultura de seguridad alimentaria como esencial e indispensable en el mantenimiento y mejora continua del sistema de gestión.

A partir del 1 de julio de 2021 todas las evaluaciones se efectuarán siguiendo los requisitos de la nueva versión. No obstante, las empresas que lo consideren conveniente podrán optar por certificarse frente a la versión 7 a partir del 1 de marzo del año que viene.