NOTA DE PRENSA

Alimerka, primera cadena de distribución de origen español que certifica su Sistema de Gestión para minimizar el desperdicio de alimentos

Nov. 4 2022

La compañía de distribución alimentaria asturiana Alimerka ha obtenido la certificación de su Sistema de Gestión para Minimizar el Desperdicio de Alimentos (SG-MDA) de mano del líder mundial en servicios de inspección y certificación Bureau Veritas. Se trata de la primera cadena de distribución de origen español que obtiene esta certificación, que garantiza la eficiencia del sistema de gestión con el que la compañía no sólo contribuye a reducir, sino que previene también la generación de residuos alimentarios en toda su cadena de suministro y proporciona una segunda vida a subproductos y excedentes.

Alimerka ha superado el proceso de auditoría independiente e imparcial de Bureau Veritas. De esta forma, la certificadora avala la eficiencia de su sistema de gestión, con el que reduce y previene la generación de residuos de alimentos en toda su cadena de suministro y garantiza la mejor gestión de esos mínimos residuos producidos.

Para aumentar la optimización del proceso, desde 2018 la cadena cuenta con un Sistema automatizado de Pronóstico y Reaprovisionamiento para realizar los pedidos que abastecen a sus tiendas, permitiendo ajustar las cantidades de mercancía presentes en sus secciones y lineales en función de su rotación, gracias al cálculo del pronóstico de ventas.

El compromiso de Alimerka con la minimización del desperdicio alimentario se enmarca dentro de su estrategia global de sostenibilidad, como muestra de su responsabilidad con el medio ambiente y con el entorno social en el que desarrolla su actividad empresarial.

“Obtener esta certificación supone el reconocimiento al trabajo que desde Alimerka llevamos haciendo desde hace más de una década. Un compromiso con la reducción del desperdicio de alimentos que aplicamos en todos los eslabones de nuestra cadena de suministro” explica Paula Díaz-Caneja, responsable de Calidad y Medio ambiente de Alimerka.

"La certificación del desperdicio alimentario que ha obtenido Alimerka asegura a sus clientes la gestión eficaz de su sistema implantado conforme a los requisitos del estándar de certificación de Bureau Veritas para la minimización del desperdicio alimentario. Es un placer para Bureau Veritas colaborar, junto con Alimerka, en la creación una cultura de prevención de la pérdida y el desperdicio de alimentos". Ha comentado Adrián Martínez Bazaga, Food Market Leader Bureau Veritas España & Portugal durante el acto de entrega del certificado.


Segunda vida a los productos

Alimerka proporciona una segunda vida a los alimentos retirados de la venta por motivos comerciales (fecha de consumo preferente, rotura de envase, error de etiquetado, etc.) pero en perfectas condiciones para su consumo, través de un programa de donación de excedentes alimentarios gestionado por su Fundación (Alimentos sin Desperdicio).

banner desperdicio Alimerka


El programa consiste en la donación a entidades sociales locales de estos productos, retirados de los puntos de venta y de los almacenes centrales. Para desarrollar este proyecto se trabaja con una lógica de impacto social, considerando que la prestación ofrecida (en este caso la donación de alimentos) se acompaña de un programa de desarrollo de competencias para lograr un cambio positivo en la nutrición y seguridad alimentaria de las personas a las que van dirigidas. Alimentos sin Desperdicio ha sido reconocido con un primer accésit de los Premios Estrategia NAOS.

En 2021, Alimerka colaboró mediante esta iniciativa con 74 entidades y donó más de 1.200 toneladas de alimentos. Gracias a la distribución y al reparto de los excedentes inevitables de las tiendas y el almacén central, durante el pasado año se evitó la emisión de 583,85 tn de CO2.

Otra forma de dar una segunda vida a los productos es la gestión del sandach (subproductos animales no destinados al consumo humano), generado en las secciones de Carnicería y Pescadería de almacenes y tiendas, como subproducto para alimentación animal, usos industriales, etc. Además, Alimerka gestiona excedentes cárnicos colaborando con el Fondo de protección de los animales salvajes (FAPAS), a través de la donación piezas de carne con uso no comercial que sirven de alimento al buitre leonado.