Juguetes

Noticia

¿Cómo elegir juguetes de calidad y seguros?

Dic. 17 2019

Con la llegada de las Navidades los juguetes vuelven a ser uno de los bienes más demandados del mercado. Su seguridad es innegociable. Las empresas encargadas de su producción, comercialización y distribución deben garantizar el cumplimiento de las normativas de protección de los consumidores. 

Con una amplia experiencia trabajando con minoristas, marcas, vendedores y fabricantes, Bureau Veritas aporta soluciones a nivel internacional, que garantizan de la calidad en todos los procesos del sector de la juguetería. Los especialistas de Productos de Consumo de Bureau Veritas recomiendan seguir los siguientes consejos en la compra presencial y ‘online’.

Etiquetado y embalaje 

Marcado  CE. Es lo primero que hay que buscar para asegurarse que ha sido diseñado y fabricado cumpliendo la normativa de la Comunidad Europea (CE). 

Análisis de peligros. Muchos juguetes contienen este documento informativo, elaborado durante las evaluaciones de seguridad técnica que deben superar antes de su entrada en el mercado. 

Los cosméticos de las muñecas, deben cumplir con los requisitos de composición y etiquetado de la Directiva Europea sobre Cosméticos de la UE 76/768/CEE. 

- Todos los elementos del empaquetado han de mantenerse fuera del alcance de los más pequeños. 

Forma y aspecto

-  Eludir las partes cortantes.

 Diferenciar entre un objeto de entretenimiento y un juguete. Muchos artículos llaman la atención de los niños y niñas por su originalidad y la diversión que ofrecen. Pero, en muchos casos, no han sido fabricados pensando en su bienestar. Además, hay que adquirirlos en centros de venta especializados, evitando mercadillos y puestos de venta ambulante. 

Juguetes eléctricos y electrónicos

Son productos al alza en el mercado de la juguetería. Al constar de baterías, LED y diminutos circuitos electrónicos, entre otros elementos, requieren pruebas de control adicionales. En estos casos, Bureau Veritas verifica si los niños tienen acceso a las baterías, por ejemplo, para garantizar que no haya riesgo de ingestión o peligro de asfixia. Asimismo, se miden las ondas electromagnéticas para identificar cualquier interferencia transmitida o recibida por el juguete.

Juguetes conectados

Los que disponen de cámaras y conexión wifi son una fuente potencial de peligros. El Reglamento Europeo de Ciberseguridad regula este tipo de bienes de consumo. Antes de su puesta a la venta es necesario que una entidad como Bureau Veritas compruebe su fiabilidad cibernética

Composición

Piezas pequeñas. Estos componentes son una amenaza por la tendencia de los niños y niñas a introducirse cosas en la boca. 

Sustancias químicas. Los artículos deben cumplir de forma escrupulosa con la reglamentación comunitaria, especialmente con el Registro, Evaluación, Autorización y Restricción de sustancias y mezclas química (REACH, por sus siglas en inglés), elaborado por  la Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos (ECHA).

-  En el caso de los menores de 36 meses, las autoridades europeas han fijado límites en compuestos orgánicos del caucho. En concreto, la presencia de las nitrosaminas no debe exceder el 0,05 mg y los nitrosables no pueden ser superiores a 1mg/kg.

- No pueden contener sustancias cancerígenas, mutagénicas o tóxicas, tal y como contempla el Reglamento REACH