Return Home
  • Arla Foods - Aumentar la seguridad alimentaria con ISO 22000

    ALIMENTACIÓN ARLA FOODS
    Reto empresarial
    - Aumentar los niveles de seguridad alimentaria de la empresa.
    - Estar a la vanguardia en materia de seguridad alimentaria.
    - Estar a la altura de las demandas de seguridad alimentaria de los distribuidores en todo el mundo, y si es posible superarlas.


    Solución
    - Revitalizar el análisis de riesgos en la cadena productiva según los principios del sistema HACCP (Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control)
    - Implantar la norma ISO 22000 en todas las plantas de producción.


    Beneficios
    - Una solución de seguridad alimentaria fácilmente comprensible y que afecta a todo el personal de la empresa.
    - Una comunicación más clara – tanto a nivel interno como externo en toda la cadena de producción alimentaria.
    - Mantener la confianza de los clientes en la seguridad alimentaria de Arla Foods.

    > Cliente:  Arla Foods

    > Industria:  Alimentación

    > Tamaño del cliente (2004/2005):
    - 20.000 empleados
    - Ingresos: 46.300 millones DKK  (6.100 millones de Eur)
    - Más de 50 plantas de producción en 9 países
    - Manipula 8.400 millones de Kgs. de leche al año

    > Perfil de cliente:
    Arla Foods es la mayor empresa láctea del norte de Europa, con más de 10.500 explotaciones lácteas en Dinamarca y Suecia. Distribuye sus productos en más de 100 países por todo el mundo.

    " Con ISO 22000, estamos a la cabeza del desarrollo en el campo de la seguridad alimentaria. Con Bureau Veritas tenemos la seguridad de que la norma está bien aplicada, al tiempo que nosotros mismos seguimos mejorando.
    "
    Niels Juul Mortensen
    Gerente de Calidad, Departamento de Calidad Central. Arla Foods amba
    RETO EMPRESARIAL

    Para el segundo mayor grupo lácteo de Europa, la danesa Arla Foods, la seguridad alimentaria es fundamental. Es de vital importancia que los clientes finales de Arla Foods tengan la total confianza en los productos lácteos que consumen, y que los clientes – incluidos algunos de los mayores distribuidores de Europa – estén convencidos de la excelencia de la empresa.


    Los productores de alimentos daneses tienen fama por su tradición en el cumplimiento de las más normas de seguridad alimentaria más exigentes con unos productos de alta calidad. Arla Foods deseaba proyectar dicha tradición al futuro, optando por convertirse en una pionera de la seguridad alimentaria, al elevar el nivel de seguridad de sus productos y establecer un precedente para todo el sector lácteo.

    SOLUCIÓN

    Dado que las plantas de producción de Arla Foods habían obtenido la certificación conforme las normas danesas HACCP- DS 3027, el nivel de seguridad alimentaria ya era bastante elevado. Ir más lejos suponía un reto. Arla Foods optó por la ISO 22000 como el mecanismo más adecuado para mejorar. Y para ello eligió como socio a largo plazo a Bureau Veritas, para obtener la certificación, principalmente por la trayectoria de Bureau Veritas, y su conocimiento y experiencia en el sector de la alimentación. Bureau Veritas jugó un papel activo en el desarrollo de la norma de seguridad alimentaria ISO 22000 y era la primera empresa de certificación del mundo en emitir certificados acreditados.


    Puesto que ISO 22000 actualmente está sustituyendo a las normas locales en más de  40 países, convirtiéndose en una auténtica norma global, Arla Foods decidió ser una de las primeras empresas certificada con ISO 22000, iniciando el proceso de modernización partiendo de la norma DS 3027 hasta conseguir la ISO 22000. En lugar de empezar poco a poco, Arla Foods decidió implantar la nueva norma en sus 30 plantas productivas.


    Para lanzar el proceso, un grupo de empleados pertenecientes a todos los departamentos hizo una minuciosa investigación de los flujos de trabajo en la producción láctea. Analizaron todos los riesgos microbiológicos, químicos, biológicos y físicos, evaluando cada uno según las posibilidades de que se pudieran producir y sus consecuencias. Basándose en este análisis, implantaron un “semáforo” de seguridad alimentaria mediante el cual los fallos graves accionaban una luz roja, paralizando todo el proceso productivo inmediatamente. Los fallos menos graves accionaban una luz amarilla, lo cual significaba que una vez terminada la producción, había que valorar la incidencia. La luz verde significaba que la producción podía continuar mientras el problema leve se solucionaba.

    Con Bureau Veritas, la implantación de la nueva norma global ISO 22000 se armonizó en todas las plantas productivas, y la atención prestada a la mejora constante mantiene vivo el sistema de gestión. Esto ayuda a que Arla Foods puede ir mejorando por sí misma, aunque el listón se hubiera puesto muy alto desde el principio del proceso.

    BENEFICIOS

    Con ISO 22000, Arla Foods puede estar segura de que todos sus trabajadores son conscientes de la importancia que tiene la seguridad alimentaria a lo largo de toda la cadena productiva. El fácilmente comprensible sistema de alerta del semáforo, las incidencias graves para la seguridad alimentaria se identifican y se solucionan inmediatamente. A nivel de producción, la comunicación se mejora gracias a ISO 22000 – tanto interna como externamente– dando como resultado la reducción de riesgos.


    Una norma global permite que todos los actores de la cadena conozcan el mismo idioma, evitando costosos y arriesgados malentendidos. Aunque el nivel de seguridad alimentaria era notablemente alto antes de  aplicar ISO 22000, Arla Foods pudo ir más lejos. Ningún cliente, ya sea grande o pequeño puede dudar de la capacidad de Arla Foods en materia de seguridad alimentaria.



  • Contáctenos
    División Certificación
    Telf.: 34 91 270 97 55